Skip navigation

gunther7

Puesta en valor del edificio de Correos de Valparaíso 2005 El Edificio Consejo Nacional de La Cultura y las Artes se constituye físicamente con la habilitación de un inmueble contemporáneo al Modernismo, impulsado por el movimiento Bauhaus entre los años 1920 – 1935. El edificio está emplazado en el ángulo suroriente de la Plaza Sotomayor, en un conjunto ecléctico que comunica los cerros con el plan y el mar,  una real entrada a la ciudad. Su fachada conforma también la Plaza de la Justicia, estableciendo una continuidad entre ambos espacios públicos. En 1936 se inició la construcción del edificio que albergó por décadas el servicio de correos. El edificio ha estado ligado históricamente al desarrollo de la Plaza de la Intendencia, hoy más conocida como Plaza Sotomayor. Su expresión vanguardista para la época refleja notablemente rasgos de arquitectura moderna, lo que contribuyó a la conformación armoniosa y proporcionada de la plaza, transformándola en un espacio de gran diversidad histórica y estilística. sotomayor3 Este edificio es uno de los mejores exponentes de arquitectura moderna construidos en Valparaíso, en Chile e incluso en América Latina. Sus valores históricos, urbanos y arquitectónicos sobresalientes lo distinguen como un edificio de conservación histórica de carácter monumental y espacialidad interior relevante y que está inserto en el plan regulador de la ciudad patrimonial. Esta obra, que cumplió más de 70 años, sostiene algunos detalles importantes en su diseño, como sus ventanas circulares, sus líneas de suaves curvas (en el estilo llamado tipo barco), su fenestración horizontal y en esquina, sin pilares que las corten, la cual entrega los primeros ascensores con vista hechos en Valparaíso y, tal vez, en Chile. justicia12 Este edificio es obra del arquitecto Marcelo Deglin Samson, quién lo diseñó para dicha empresa y fue construido por la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas. Las obras comenzaron en 1936, época en que simultáneamente Europa se transfiguraba con la adopción de nueva formas de expresión hacia un “nuevo orden” que emerge de un intento de reorganización general de la actividad intelectual, como también  en el campo urbanístico y arquitectónico. Esto sobre la base de introducir una esencialidad que relacione la estética y la ética por sobre el abuso de los formalismos decimonónicos precedentes. Dicho así, aparece interesante la adopción de este edificio para albergar a la nueva institucionalidad de la cultura, pues nos habla de una arquitectura representativa de este principio de “esencialidad” y nos convoca a un modelo más profundo y universal de una arquitectura como soporte de cultura. El proyecto para el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes se basa en una readecuación interior actual de proyecto, diseño y restauración, con la finalidad de dar cabida a las funciones ministeriales y de difusión de esta secretaría ministerial. Para el Consejo lo interesante de este proyecto, que se inauguró a fines de octubre de 2005, no sólo radicaba en posibilidad de recuperar un inmueble emblemático para la ciudad sino también en la posibilidad de instalar la cultura y el arte en el corazón de Valparaíso. De los 5.000 m2 que tiene el inmueble, un porcentaje importante está destinado al uso público. En su interior existe un moderno centro de documentación, una galería de amplias dimensiones para el montaje y expresión del patrimonio artístico cultural y un auditorio, entre otros espacios que están al servicio de la comunidad. corte11 El primer requerimiento de la puesta en valor se basó en la limpieza completa del edificio, desvirtuado por constantes intervenciones descontextualizadas en el tiempo, a fin de devolverle la estructura y dignidad de su concepción original. corte21 A partir de ese modelo, la obra original de esta manera restablecida, se busca “contemporaneizarlo”, sin perjuicio de mantener viva su iconografía racionalista, con la que fue concebido y que forma parte del erario patrimonial de la arquitectura urbana moderna en nuestro país y en Valparaíso particularmente. Es así que se ha trabajado cuidadosamente en la aplicación de un diseño contemporáneo, en relación con el nuevo programa requerido y a la vez con un concepto restaurativo, que da cuenta de un ejercicio más culto que una simple rehabilitación de uso. El edificio presenta una estratigrafía clara, que va de espacios públicos a privados, dada por los niveles inferiores y superiores, condición que se ha aprovechado para el funcionamiento del programa, pudiendo identificarse 3 grandes zonas: 1. Planta baja y subterráneo: destinados al público,  información y difusión con un carácter urbano de apertura, transparencia y accesibilidad, despejando una gran galería a la ciudad; con un hall acristalado y con subterráneo abierto  que permite el encuentro y una fácil interpretación por parte del usuario público del quehacer cultural de nuestro país. 2. Niveles de oficina: destinados al uso institucional de oficinas y su organización propia. Quedan claramente identificados en 2°, 3° y 4° niveles, a partir del cielo del hall central gozando de la privacidad necesaria y privilegiando las vistas hacia la Plaza Sotomayor y los cerros Cordillera y Artillería. 3. Nivel superior de terraza: destinado a funciones más lúdicas de uso público y privado, abiertas y de cara a Valparaíso, los cerros, la plaza y el mar. La concepción de este espacio se resume en el reconocimiento del edificio y su entorno urbano en una lectura de diálogo con la ciudad. Diálogo dinámico dado por luces, aperturas, cierres, usos horarios, colores, intensidades, comportamientos y actitudes. Diálogo que sincretiza en el follaje de este edificio una absoluta claridad de formas y velámenes como instrumento de comunicación expresiva. Pureza que también significa abstracción; adhesión a una ética y lenguaje de tipo más ascético, que posibilita su permanencia y continuidad en el tiempo. velas21 velas11

Gunther Suhrcke es arquitecto de la Universidad de Chile, experto en restauración monumental.

El edificio en la contingencia histórica de la época.


Imágenes y comentarios referidos al tema de la Werkbund y la Bauhaus en la arquitectura:
El ornamento o la decoración está en cualquier parte, pero es tanto mejor cuanto menos se le desea; o bien, tanto más satisface cuanto más lo tratamos con indiferencia”.  (Heinrich Tessenow)

AEGbn3

Peter Behrens, nave de la fábrica de turbinas AEG, Berlín, 1909
Momento en que junto a los fermentos expresionistas en el Cubismo de Picasso, Braque, Gris de un lado y el futurismo italiano y ruso de otro, se abre la nueva temporada del arte contemporáneo.” (Bruno Zevi)

avignonBN2

Pablo Picasso, Les demoiselles d’Avignon, 1906-1907
Las imágenes de la metrópolis son disonantes por tanto de extrema densidad. Funden luces de gas y cielo de crepúsculo, perfume de flores y olor de asfalto; están plenas de alegría y de lamentos y a su vez están en disonancia con las grandes volutas vibrantes de sus versos.”  (Baudelaire)
Entre lo formal y lo cotidiano no existe posibilidad de acuerdo para distinguir entre lo bello y lo útil”. (Adolf Loos)
El cristal es emblema rico en dignidad arcana y de apelación a un orden geométrico superior; el estilo de vida de una aristocracia que reconozca la propia dieta espiritual que le corresponde”.  (Thomas Mann)051
La idea del renacimiento toscano sobre el poderío de esta nueva expansión. La Ideología de la Werkbund encuentra su primera explicación formal”. (Bruno Zevi)
El clima con su intemperie; los materiales con sus propiedades; la estética  con sus leyes; la óptica con sus deformaciones; el sentido universal de las líneas y de las formas imponen condiciones permanentes”. (Auguste Perret)
La arquitectura de Loos es renuncia a la “inocencia natural” del lenguaje sobre el que se funda toda ideología de la continuidad, y por tanto toda esperanza de reinventar signos”. (Bruno Zevi).
Anuncios

One Comment

  1. Grata sorpresa al saber de uno de los arquitectos innovadores que pasaron por Arica. Lastima que esta ciudad no sabe de los profesionales que se van de esta chata ciudad sin aprovecharlos. Me hubiese gustado que fuera profesor de la Universidad del Mar que dicta la carrera de arquitectura en Arica, seria de un gran aporte y uno de los profesionales que formarian muy buenos arquitectos. Un abrazo a la distancia y sigue cosechando exitos Ghunter


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: